Archivo October, 2011

RECUPERATE CON 5 CONSEJOS BÁSICOS DESPUÉS DE UNA MARATON

NO PARES DE CORRER DE FORMA REPENTINA

 

Tras 42Kmts de carrera nuestro organismo necesita tiempo para recuperar su funcionalidad normal, por lo que el cambio de 100% a 0% será excesivo, e incluso puede ocasionarnos sustos importantes y situaciones de emergencia. Por lo tanto te aconsejamos que disminuyas el ritmo paulatinamente  hasta terminar caminando. Además para evitar problemas y posibles accidentes deberemos dejar la meta despejada favoreciendo el buen funcionamiento de la carrera, por lo que continuar 100-200mtrs caminando es la mejor opción.

 

HIDRATACIÓN, HIDRATACIÓN, HIDRATACIÓN

 

Nos cansamos de decirlo año tras año y aún así nos seguimos encontrando casos de deshidratación severa. Es por todos conocido que durante la carrera perdemos líquidos, concretamente 5-6 litros que debemos reponer.

 

Además es importante tener en cuenta que los líquidos que debemos reponer deben llevar asociados iones; minerales y vitaminas… Recordad que es tan peligroso no beber agua como beberla en grandes cantidades sin disolver en ella los minerales que nos ayudarán a equilibrar su concentración en sangre. Calambres, mareos, dolor de cabeza, trastornos visuales, desfallecimiento…son algunos de los síntomas más comunes.

 

Y no olvides que en Zaragoza es muy común que el cielo esté cubierto por una pantalla nubosa y que junto al viento nos dará la sensación de que no sudamos. Oblígate a beber durante la carrera porque esa sensación es falsa.

 

NUTRICIÓN. “Somos lo que comemos…”

 

Otros factores indispensables para una correcta recuperación es recuperar el estado óptimo de nuestras reservas de energía, proteínas musculares, vitaminas y minerales, que nos garantizan la función de nuestro organismo.

 

Al finalizar la carrera tenemos 30-60 minutos para recuperar las reservas de glucógeno, por lo que deberíamos consumir Hidratos de Carbono de asimilación rápida tomando fruta de alto IG, frutos secos, etc… Además necesitamos minerales como el Na, K, Mg y el Ca que son indispensables para el músculo y que podemos encontrar también en  frutos secos como almendras, avellanas, nueces, castañas, dátiles, y algunas frutas. Una maratón también conlleva una gran destrucción muscular, por lo que es interesante hacer acopio de amino ácidos, presentes en algunos cereales, legumbres y carnes.

 

Todo gran esfuerzo físico genera acidosis en sangre, por la acumulación de iones ácidos producto del desgaste muscular y del metabolismo intrínseco de la prueba. Este factor favorece la aparición de lesiones tendinosas y musculares por o que sería recomendable restituir un pH optimo. Para ello se recomienda el consumo de alimentos alcalinizantes a lo largo de toda la vida deportiva, como por ejemplo las castañas, dátiles, patata, verdura, hortalizas y suprimir totalmente el consumo de lácteos y alcoholes fermentados; así como el consumo de carne durante las cenas.

 

El uso de suplementación también puede ser interesante, pero siempre bajo supervisión de un profesional especialista.

 

LA VUELTA A LA CALMA

 

Nada más terminar la carrera una invasión de sensaciones nos embargan, y nos hacen pensar que todo nuestro trabajo ha terminado, que  ”yo ya he cumplido”, y eso es un gran error. La diferencia entre un amateur y un profesional radica precisamente en este punto. A ningún atleta que “coma” gracias a sus piernas se le ocurriría irse a casa sin seguir una serie de pasos que  a menudo mis pacientes populares confiesan saltarse “a la torera”.

 

Aquí comienza la recuperación primaria, fase que comprende desde el minuto tras la prueba hasta las 2 hrs después. Esta fase engloba también los consejos anteriores, pero también la vuelta a la calma. Realizar un enfriamiento activo, trotando suave mientras sueltas las piernas a una intensidad de un 30%, realizar estiramientos estáticos pasivos de los grupos musculares más solicitados durante la carrera (Cuádriceps, psoas, isquiotibiales, tensor de la fascia lata,, glúteo, gemelos y tibial anterior) así como músculos accesorios (Musculatura de cuello, hombros y brazos).

 

El predominio de esta fase es del FRIO, por lo que es recomendable darse una ducha de agua fría sobre todo en las extremidades inferiores y a continuación un masaje post-competición o un criomasaje. En el caso de Zaragoza podéis encontrar 50 fisioterapeutas cerca de la zona de vestuarios. El masaje ha de ser calmante y bajo ningún concepto generar dolor, se trata de vaciar los metabolitos irritativos acumulados durante la prueba. Ya tendremos tiempo durante la fase de Recuperación Secundaria de eliminar contracturas y el sobretono.

 

RECUPERACIÓN SECUNDARIA

 

A partir del día siguiente todo el mundo sufre alteraciones físicas post-competición (contracturas, sobretono, inflamaciones…), y que en caso de no solucionarlos pueden condicionar el retorno a la actividad deportiva normal por lo que es muy aconsejable seguir esta pauta:

 

-BALNEOTERAPIA Y SAUNA: nos ayudará a normalizar el tono general y en esta fase donde el predominio es del CALOR, puede ser de gran ayuda aportándonos beneficios físicos y mentales.

 

-FISIOTERAPIA DE DESCARGA: Masaje de descarga o técnicas más novedosas y que actualmente son muy comunes en el deporte de élite como la TECARTERAPIA o la Terapia INDIBA ACTIVE, que mediante la estimulación del metabolismo celular acelera la recuperación del tejido muscular y favorece también disminuir los procesos inflamatorios.

 

-Por último será recomendable realizar un ENTRENAMIENTO REGENERADOR, ESTIRAMIENTOS PASIVOS  y un protocolo específico de HIDRATACIÓN y NUTRICIÓN pautado por un profesional.

 

 

 

MUCHA SUERTE  Y RECORDAD QUE EL MUNDO NO GIRA, LO MUEVEN NUESTRAS ZAPATILLAS!!!

 

Alejandro Vallés (@clinicadamas)

www.clinicadamas17.com

, , , , , , , , ,

NUTRICIÓN TERAPÉUTICA. La importancia de la nutrición en la Patología Osteomuscular.

Hoy me siento frente a mi teclado con la sensación de poder cumplir cada una de las cosas que os prometía en mi post de Bienvenida y con la esperanza de abrir ante vosotros, compañeros y pacientes una ventana de aire fresco y renovado, o al menos así he vivido yo esta experiencia que es la intrusión leve pero muy enriquecedora en lo que a mí me gusta llamar Nutrición Terapéutica aplicada al aparato locomotor.

Fuente: http://www.aprenfor.eu

¿Y por qué digo que creo satisfacer todas las promesas que os proponía?

Porque como ya dije con anterioridad este blog no tiene otra función que ayudar a mis pacientes y a los que no lo son a encontrar soluciones para sus dolencias, y creo que de lo que hablaré a continuación lo cumple, además de darles opciones cuando creen que ya todo está perdido, y esta es una gran opción y respecto a mis compañeros animarles a que conozcan lo que para mí ha sido un gran descubrimiento y que por otro lado ya me está dando grandes alegrías.

Dentro de mi vida laboral y formativa siempre me he interesado por la sinergia entre la fisioterapia y la nutrición, pero siempre bajo la ignorancia de que el nexo de unión entre las dos ciencias fuera tan sólido y enriquecedor. Es pues de obligado cumplimiento nombrar a estas alturas de la publicación a la Profesora Itziar González de Arriba, encargada de abrirnos un nuevo horizonte a los que tuvimos el privilegio de asistir a su clase. Creo que nadie de los que asistimos a este curso de post-grado quedó indiferente ante el nuevo mundo que Itziar estaba presentando ante nosotros. Para mí desde luego no lo fue y creó en mí una necesidad de aplicarlo, probarlo y sin lugar a dudas seguir investigando.

¿Cómo definir la Nutrición terapéutica?

Tras unos días intentando digerir tanta información podría resumirla como una herramienta indispensable como complemento a nuestros tratamientos, que basándose en la fisiología y bioquímica de nuestro organismo utiliza alimentos y suprime aquellos otros que se ha probado científicamente  son nocivos para el consumo humano (lácteos, trigo, grasa trans), llegando incluso a provocar alteraciones graves a nivel visceral dando una repercusión final en el aparato osteomuscular.

Ya decía Hipócrates, padre de la medicina Occidental alrededor del 460AC “somos lo que comemos…”, y no se equivocaba. Que las reacciones químicas de nuestro organismo se realicen de forma óptima es dependiente de la materia prima que le aportemos, y también que los órganos que tienen que realizarlas se conserven en buenas condiciones.

Y son precisamente esos órganos, los que orquestan esta revolución que ha surgido a raíz de la “nutrigenómica”, ya que su sintomatología es la que nos orientará  el abordaje a realizar y es nuestra función detectar cual o cuáles de ellos están alterados para la resolución de los problemas. Intervenciones como la regulación del tránsito intestinal, la desintoxicación hepática o la regulación hormonal son nuestras principales amas.

Por otro lado, migrañas, mareos, vértigos, acné, dolores menstruales, gonalgias inespecíficas, sinovitis, contracturas rebeldes, tendinopatías, artrosis, artritis, roturas de fibras recidivantes, y problemas musculares en general , son patología en la que este tipo de terapias es más eficaz.

Quizá lo que os cuento os suene a “chino”, ya que hasta ahora con el enfoque de la medicina actual, la cual trata la sintomatología y en la mayoría de las ocasiones se olvida de buscar el origen, el concepto integrador de las terapias se pierde. Estamos acostumbrados a que nuestros pacientes entren y salgan de nuestra consulta mes a mes con molestias que sobradamente conseguimos aliviar y que en muchos casos hacen que la calidad de vida del paciente mejore notoriamente. Pero rara vez podemos encontrar una explicación realista del “¿por qué?” . La postura, el trabajo, la vista, la técnica deportiva, el estrés…son algunas de las explicaciones que más se acercan a explicar el que un paciente sufra frecuentemente de la misma tendencia lesiva, pero al menos para mí no es suficiente. ¿Como podemos explicar pues que dos compañeros del mismo puesto sufran dolencias diferentes, o que dentro de un equipo haya gente que se lesione todos los años varias veces y otros no sufran la menor molestia si ambos están sometidos a la misma carga deportiva?

Aquí es donde nuestro olvidado sistema visceral cobra protagonismo. No es muy difícil entender, incluso para aquellos no instruidos específicamente en la materia, que una maquina cuyos componentes no funcionan óptimamente, tenga déficit en su  función final. En nuestro organismo el sistema visceral formaría nuestro motor, nuestro sistema de combustión y procesado la materia prima, siendo el sistema musculo-esquelético dependiente para realizar su función de locomoción, y por lo tanto la nutrición la manera de asegurar a esta máquina que el combustible sea el adecuado para el correcto funcionamiento.

¿Cómo puedo detectar que mi sistema visceral me está ocasionando una disfunción en el sistema locomotor?

Estreñimiento, digestiones pesadas, flatulencias, dolor antes durante o después del periodo menstrual, el estado de las heces, los cambios de ánimo, la caída de pelo, la aparición de acné, dermatitis, trastornos de sueño, machas cutáneas son algunas de las manifestaciones. Además hay una serie de relaciones entre localizaciones dolorosas del aparato locomotor, y los órganos que las ocasionan. Por ejemplo con frecuencia el hombro congelado del lado izquierdo parece tener una relación directa con el páncreas, el dolor de nuca o suboccipital así como los mareos  guardan relación con la vesícula, las contracturas del lado derecho son dependientes del estado del hígado, y las lumbalgias crónicas del intestino y de su tránsito. Por otro lado también es común encontrar dolencias de la región interna de las rodillas relacionadas con problemas ginecológicos tales como ovarios poliquísticos, etc…

Recomendaciones:

Por fin y en exclusiva para los que habéis tenido el detalle de llegar hasta este punto de la lectura os daré un par de pautas que seguro os ayudarán a realizar un cambio. Cambio que ya comenzasteis en el momento que decidisteis empezar a leer y que espero sea tan enriquecedor como lo está siendo para mí:

-Suprimir los lácteos, buscando otro tipo de fuentes de Calcio más sanas y que combinadas con una fuente de Magnesio os ayudaran a mantener los huesos en óptimas condiciones.

-Eliminar el trigo de nuestra alimentación, tomando pan y pasta integral de compuesto de algún otro cereal.

- No tomar dulces ni bollería, así como eliminar de nuestra dieta las Grasas Trans.

-Evitar sustancias excitantes como el café o el Té, consumiendo preferente otro tipo de infusiones, y limitar la ingesta de alcohol (incluidos los fermentados).

 

Te recomiendo que este tipo de dietas las consultes con un profesional y no caigas en el error de seguir una “dieta milagro”, ya que las consecuencias pueden ser realmente negativas.

Para más información no dudes en consultar en info@clinicadamas17.com o vía twitter en @clinicadamas

, , , , , , ,

TENDINOPATIA AQUILEA

El tendón de Aquiles que debe su nombre al personaje creado por Homero en La Iliada, es responsable de gran número de bajas deportivas e incluso llega a ser incapacitante en casos de tendinopatía recalcitrante.

Fuente: mardelbike.com.ar

Por eso nos parece interesante presentaros unas pinceladas sobre esta entidad que tanto preocupa a los que la padecen y a sus terapeutas, con el fin de ayudaros a su detección precoz y al buen manejo de la misma.

Como toda tedinopatía que se precie tiene mayor incidencia a partir de los 35 años de edad, cuando la funcionalidad fisiológica y la hidratación del tejido disminuyen y se vuelven poco eficaces.

A menudo se cae en el error de considerar que este proceso patológico es una tendinitis o inflamación del tendón, pero la falta de células inflamatorias nos hace pensar que el tendón está sufriendo un proceso degenerativo, una Tendinosis.

¿Cómo un tendón que es capaz de soportar 17 veces el peso corporal llega a degenerarse?

El sobreuso, unido a factores intrínsecos como la hiperpronación del pie, el pie plano o cavo, la mala alineación de la rodilla, desequilibros musculares o el sobrepeso….pueden hacer que toda la tracción recaiga sobre una parte del tendón, elongandolo hasta generar microdesgarros y una situación isquémica (falta de irrigación sanguínea) que lo degenera.

Además cabe reseñar que errores en el entrenamiento (técnica deficiente, demasiada carga, velocidad o distancia, fatiga, el tipo de calzado o de superficie  y el abuso de las cuestas….) pueden favorecer la aparición de este tipo de lesiones crónicas.

¿Cómo detectarlo?

La rigidez matutina en la zona del tendón, dolor al estirar el gemelo, dolor durante o después de caminar al menos 30 minutos, dolor al bajar escaleras o al hacer puntillas, junto al dolor a la presión manual del tendón pueden ser indicadores de alerta.  

¿Qué podemos hacer?

La aplicación de hielo las 72 primeras horas, un calentamiento prolongado, criomasaje 20 minutos tras la actividad física, estiramientos de gemelo y sóleo, así como el uso de una talonera y la pérdida de eso pueden ayudarnos a controlar la sintomatología.

Por otro lado, si con estas medidas los síntomas no remiten sería conveniente visitar al fisioterapeuta con la mayor brevedad posible (nunca más tarde de los 20 primeros días tras la aparición de los primeros síntomas)

El trabajo del fisioterapeuta coordinado con el podólogo para la corrección mediante plantillas, de las alteraciones biomecánicas de la extremidad inferior prevendrá el empeoramiento de la situación.

Técnicas como la EPI-Ecoguiada, la diatermia Indiva-Active junto a un trabajo excéntrico correcto, son algunas de las últimas tendéncias en la recuperación de este tipo de lesiones.

 

Alejandro Vallés Jiménez (Siguenos en twitter @clinicadamas)

www.clinicadamas17.com

 

Basado en: Jurado Bueno A, Medina Poqueres I. Tendón, Valoración y tratamiento en fisioterapia. Ed. Paidotribo

, , , , , , , ,

Bienvenido a mi Blog

Hola a todos!
Con motivo de la inauguración de la nueva página web y atendiendo a la necesidad que me trasladaban muchos pacientes de estar informados en referencia a sus sus dolencias y su correcto abordaje me veo obligado y por otra parte encantado de abrir una ventana de mi consulta, de mi casa, en definitiva de mi vida a todos aquellos que lo necesiten.
Trataré de contestar preguntas, propondré temas que crea del interés de todos (colegas de profesión y usuarios de nuestros servicios), incluso me permitiré la licencia de proponer ejercicios, auto cuidados y por último pondré en tela de juicio (siempre desde el respeto) a las publicaciones que continuamente puedo leer en revistas de divulgación y que bajo mi punto de vista en muchas ocasiones dejan a nuestros pacientes expuestos a errores realmente autodestructivos y nocivos para su salud ….véase la dieta Dukan por ejemplo.
No pretendo sentar cátedra, ya que no soy catedrático, no pretendo hacer medicina, pues tampoco médico es mi especialidad, ni tampoco pretendo hacer tan siquiera fisioterapia ya que aunque ese título si me lo dieron ya hace unos años creo que la virtualización en este campo todavía está lejos de ser realidad. Pero lo que si pretendo es hacer lo que mejor se me da, ayudar a todo aquel que lo necesite y que todos mis lectores salgan enriquecidos, aliviados o al menos orientados en lo que respecta a su salud y a cómo manejarla.
Espero que esta aventura sea tan emocionante para el lector como promete para el que escribe.

, , , , ,